Agua y pendientes

Esto es la continuación a la entrada anterior, apuntes que tomé de la charla que Claudio Gómez, ingeniero mecánico, dio en el contexto de las Jornadas organizadas por Angel, de La Despensa, en la Universidad de Burgos.

Olivar de Pepe en Andalucía. Previamente, sin ninguna gestión de agua. La primera intervención fue una balsa. Para frenar el primer golpe de agua, Pepe abrió zanjas con un pequeño desnivel, para redistribuir el agua dentro de la parcela. Ahora le cuesta gestionar la tierra que arrastra las lluvias desde las parcelas de sus vecinas, que le llega a la balsa. Antes tenía riego por goteo y ahora no lo necesita.

Sigue leyendo