Acciones por el clima

trigo verde en tierra agrietada, desértica Leemos tanto sobre el cambio climático (no: colapso climático o emergencia o destrucción climática) que pensamos que ya lo sabemos todo.

Si, se ven y se sienten los efectos. Vemos la tierra agrietada en las parcelas de explotación industrial de trigo, en los momentos del año en que el verde del trigo es más exuberante. El año pasado una helada destruyó toda la cosecha de manzanas de este valle. Este año ha sido la ola de calor

Y aún así, seguimos matando naturaleza.

Hace unos años la gente de mi generación nos apenábamos porque el Argamedón lo iban a sufrir nuestros nietos. Luego parecía que teníamos que temernos ‘lo peor’ porque lo sufrirían nuestros hijos. Ahora nos preocupamos porque también nos va a alcanzar a nuestra generación. No es dentro de doscientos años, ni de cien. Quizás solo quede una o dos décadas.

Y seguimos viendo normal que se hayan exterminado los lobos, y ahora les vayan siguiendo los corzos. Aún los vemos solo como destructores de las cosechas (industriales) de lo que se produce por aquí y no como parte de un ecosistema que alimenta a largo plazo la existencia misma de esos cultivos, y con ella la nuestra propia.

Y todo esto nos creemos que nos lo sabemos ya cuando, de repente, nos encontramos en una charla sobre el clima y aprendemos que no, que los medios de masas no nos decían ni la mitad de la verdad. Que la comunidad científica ha estado publicando avisos, estudios, que se quedan en informes que se quedan en el fondo de las páginas web de Naciones Unidas para que no nos alarmemos.

Esos informes científicos hablan ya no de cambio climático sino de destrucción climática, y no se basan en catastrofismo, sino en cálculos científicos, basados en emisiones, en temperaturas. En demografía.

Al parecer los estudios demográficos indican que el uno por ciento más rico de la población mundial es responsable de la mitad de los gases. Así que hay quien sostiene que luchar contra esa destrucción climática pasa por un mundo justo y sostenible que funcione para todos.

Este septiembre, gente de todo el mundo planea unirse a la exigencia de justicia climática y medidas de emergencia para enfrentar la crisis climática.

En Briviesca empezamos con una charla sobre las últimas evidencias de esta emergencia climática de este verano y un resumen de los últimos estudios científicos publicados por organismos internacionalmente reconocidos como la ONU.

Enlace a googledrive para el Comunicado de Prensa: https://drive.google.com/file/d/150OrcDXNhLwwsbkLGg73QB5FTEAI608U/view

Articulo de referencia en El Salto

Lo que sigue es de youtube, convocatoria generaL