About ana

Written a book, writing the second one

8 de marzo en Briviesca

8m en BriviescaAyer, 8 de marzo, salimos muchas y muchos a la calle, a estos últimos hay que agradecer el esfuerzo por ceder el protagonismo a las primeras.

8m en Briviesca

En Briviesca el día empezó en la Casa Amarilla, con permiso y colaboración del Ayuntamiento. A las once empezamos con una sesión de yoga que incluyó compartir corazones. Hacia la una aprendimos un montón de derechos y consecuencias legales en diversas situaciones en las que chicas y mujeres nos vemos muy comúnmente envueltas, como convivencia de hecho, matrimonio, maternidad, abusos y agresiones.

8m en Briviesca

Hacia la una aprendimos a defendernos de potenciales agresiones físicas.

Luego algunas comieron juntas, después descansamos y hacia las seis de la tarde empezamos a juntarnos de nuevo en la plaza, alrededor del punto de información junto al templete, en anticipación de la manifestación a las siete, de la que hay más fotos en este sitio de hubzilla

Al final de la manifestación, desde el templete, se leyó el manifiesto colgado en google drive y se leyeron los nombres de las mujeres asesinadas este año.

Y aquí un texto de Silvia Guijarro, madre, maestra y mujer.

Yo paro

8m en Briviesca

Porque se lo debo a Clara Campoamor, que se enfrentó a sus compañeros de partido por defender mi derecho al voto y vio como su carrera política hacía aguas para que yo pudiera votar. Gracias, Clara. Yo no pongo en juego mi carrera, pero quiero seguir luchando como tú.

8m en Briviesca

Porque se lo debo a mi madre, que dejó de estudiar para ayudar en su casa porque, total, ella se casaría y encontraría un hombre que la mantuviera a ella y a sus hijos, no necesitaba tener estudios; pero se encargó de que yo tuviera la oportunidad que ella no tuvo. Gracias, mamá.

Porque se lo debo a las feministas que lucharon para que en 1961 se aprobara la Ley de Derechos Políticos Profesionales y Laborales de la Mujer. Gracias, compañeras.

Porque se lo debo a las 146 mujeres que murieron calcinadas en una fábrica textil de Nueva York mientras luchaban por mis derechos laborales. Ojalá no tuviera que daros las gracias.

8m en Briviesca

Porque se lo debo a las feministas que consiguieron en 1981 (yo ya había nacido) que las mujeres dejáramos de necesitar el permiso de nuestro padre o marido para poder trabajar, abrir una cuenta en el banco o sacarnos el carnet de conducir (entre otras tantas cosas). Gracias a vosotras yo hoy trabajo, tengo una cuenta en el banco y conduzco, sin permiso de ningún hombre.

8m en Briviesca

Porque se lo debo a Olympe de Gouges, que escribió la Declaración de derechos de la mujer y la ciudadana para exigir que los derechos logrados con la Revolución Francesa se hicieran extensibles a las mujeres; y murió en la guillotina por ello. Gracias, Olympe. Yo no voy a jugarme la vida, pero quiero honrar tu lucha.

8m en BriviescaPorque se lo debo a las feministas que secundaron la huelga de 1975 en Islandia con la idea de demostrar que si las mujeres no acudían a trabajar, no cuidaban a sus hijos y no hacían tareas domésticas el país no podía funcionar. Se calcula que hasta el 90% de las mujeres islandesas secundó la huelga. Cinco años después, en 1980, Vigdis Finnbogadóttir, una de las manifestantes, se convirtió en la primera jefa de estado del mundo elegida democráticamente. Gracias compañeras, por demostrar que la lucha sí sirve, siempre sirve.

8m en BriviescaPorque se lo debo a todas ellas, el 8 de marzo, yo paro. La pérdida de una pequeña parte de mi sueldo es poca cosa comparado con lo que muchas de vosotras entregasteis para regalarme los derechos que hoy gozo. Pero permitidme que, a pesar de lo importante de vuestra lucha, yo le dedique la mía a otras mujeres.

8m en BriviescaPorque el 8 de marzo yo paro porque se lo debo, sobre todo, a mi hija y a las hijas de todas las mujeres del mundo. Porque espero que algún día, dentro de unos años, nuestras hijas escriban artículos agradeciendo que las mujeres de hoy conseguimos que ellas cobraran lo mismo que los hombres, que tuvieran acceso a puestos de responsabilidad sin condicionamientos relacionados con su vida familiar, que la violencia machista dejara de matar a miles de mujeres en el mundo… y que les parezca mentira que todo esto sucediera cuando ellas eran pequeñas.

Perdóname, hija, si mereces un mundo mejor que el que te verá crecer. Pero si no sirve de nada, incluso entonces, servirá para enseñarte desde el ejemplo que ante la injusticia siempre, siempre, merece la pena luchar.

Silvia Guijarro.
Madre, maestra y mujer.

Charla explicativa sobre las pensiones

Explicación de la problemática de las pensionesEsta tarde, componentes de la Plataforma Briviesca por las Pensiones Públicas darán una charla en la Sala Teatro Polison de Burgos.

Se explicará la situación de la gente empleada y pensionista como consecuencia de sucesivas reformas laborales en el pasado, la reciente creación de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Publico de Pensiones, de la que las plataformas de Burgos y de Briviesca son parte, la tabla de reivindicaciones y por qué son necesarias y, las recientes negociaciones en el Parlamento español y en las Cortes de Castilla y León y futuras acciones previstas.

Se acompaña el texto guión de la presentación y, en el enlace, al archivo de LibreOffice que contiene la presentación a proyectar.

Filtraciones inteligentes

Indymedia fue un gran proyecto, casi mundial, nacido en Seattle, Va, EE.UU., en 1999. Fue el primer `lugar’, el primer portal de Internet en el que cualquiera que tuviera un ordenador y una conexión a Internet podía publicar sus propias noticias, su propio texto y contenido multimedia. Continue reading

Smart leaks

Indymedia was a big, almost world wide project, born in Seattle, VA, USA, in 1999. It was the first ‘place’, the very first internet outlet where any one with a computer and an internet connection could post their own news, their own text and media content. Continue reading

The Motorway

motorwayOlder people in Briviesca know full well that there was a before and an after the construction of the AP1, which in my home was never called that way, it was always The Motorway. In a town where ‘everyone knows each other’, where when one spoke of someone the name was of little use – if anything, the nickname, inherited from generations, or ” is the son of…” – new people were known, for information purposes, “Mengano, you know, who came to work on The Motorway”. Continue reading

La Autopista

carretera generalLa gente mayor de Briviesca sabe muy bien que hubo un antes y un después de la construcción de la AP1, que en mi casa nunca se llamó así, siempre fue La Autopista. En un pueblo donde ‘todo el mundo se conoce’, donde cuando se hablaba de alguien el nombre servía de poco (si acaso el mote, heredado de generaciones, o “es hijo de..”) a la gente nueva se la conocía, a titulo informativo, “el Mengano, ya sabes, que vino a trabajar en La Autopista”.
Continue reading

Los perros del barranco

girasol muerto en tierra desértica/dead sunflouwer in dried landAyer vimos este video (enlace a ibtimes), en tuiter, que hoy parece que ha tenido repercusión en medios convencionales (metro, dailymail, mirror mirror, peoplenews, elpais en inglés).

Hay dos peticiones para prohibir la caza con perros, ambas con varios miles de firmas: thepetitionsite y change.org.

No veo ni un solo comentario a favor de los cazadores, así que, sin estar de acuerdo con esta práctica, escribo esto por intentar aportar un poco de luz, porque no parece que veo ninguna voz, que por otra parte sí oigo en mi día a día, de quienes no solo apoyan la caza y lo que conlleva sino que la ven como necesaria. Que no haya voces en redes sociales apoyando no quiere decir que ese apoyo no exista, tanto institucional, como social, como económico. Continue reading

Pensiones 1 de octubre

cartel de manifestación en Briviesca, Burgos, en favor de las pensionesDespués unas cuantas movilizaciones – solo en Briviesca, esta es la séptima – se ha logrado recuperar parte de lo perdido pero las concesiones de los últimos meses no suponen garantizar el sistema.
Continue reading